Hechalamerica

Giovanni Bernardes: «Ramón Mérica, como el gran genio que era»

EL PAÍS DE RAMÓN MÉRICA. Recibimos y Publicamos

RAMON MÉRICA, COMO EL GRAN GENIO QUE ERA

Hola Eduardo, mirando mi facebook vi una publicación de Cultura de Rivera que me llevó a la página de Diario Uruguay. Al entrar al sitio me topo con una nota de Ramón Mérica, cosa que me sorprendió mucho y me alegró de saber que podría haber retomado la escritura.

Nos cruzábamos seguido en la calle ya que él vivía a la vuelta del diario, siempre paraba a charlar conmigo y nos hicimos buenos amigos, iba a visitarme a la redacción y siempre me llevaba material cultural e información de eventos para que publicara en el sitio.

Luego empiezo a investigar a través de lo que estaba escrito y me doy cuenta mediante el número de edición de ARQA nombrado, que la nota era de un tiempo atrás.

Después me encuentro con un título: “Un año de la muerte de Ramón Mérica”.
Una noticia muy triste para mí porque lo conocí en un momento difícil para él, cuando tuvo el accidente vascular en el año 2004 y fui testigo de su sufrimiento e impotencia ante su enfermedad.

Pasaron unos años y en el 2008 cuando me encontraba trabajando en el diario El País como cronista de Eventos Sociales y Culturales para la página joven de El País Digital, nos cruzamos en el ascensor y conversamos, una alegría muy grande al ver su recuperación y lucidez después de todo lo que había pasado.

Nos cruzábamos seguido en la calle ya que él vivía a la vuelta del diario, siempre paraba a charlar conmigo y nos hicimos buenos amigos, iba a visitarme a la redacción y siempre me llevaba material cultural e información de eventos para que publicara en el sitio.

Siempre lo recordaré con mucho cariño, como un gran amigo, como un abuelo preocupado, como el gran genio que era, un escritor de una mente brillante, inseparable de su grabador y que amaba más que todo a su vieja máquina de escribir.

No tengo palabras para describir cuanto lo admiraba por su intelecto y cultura, sin dudas un referente muy fuerte para mí.

Puedo decir que tuve el placer de compartir momentos muy amenos con él, tomar un café con masitas y hablar horas sobre pintura uruguaya, arte y cultura. Siempre lo recordaré con mucho cariño, como un gran amigo, como un abuelo preocupado, como el gran genio que era, un escritor de una mente brillante, inseparable de su grabador y que amaba más que todo a su vieja máquina de escribir.

Hoy ya no estoy trabajando en El Pais Digital, volví a la ciudad de Rivera en el 2009 por motivos de fuerza mayor cuando la página joven del digital cerró, dejando para atrás una vida en Montevideo y varios proyectos. Entre ellos, Ramón quería que fuera su editor, que lo ayudara a pasar a limpio sus grabaciones y sacar un nuevo libro.

No pudo ser, bueno por lo menos yo no lo pude ayudar porque tuve que regresar a Rivera, eso es lo que más me entristece hoy de saber que ya no está más con nosotros. Hoy estoy en mi querida ciudad, proyectando una vida en Brasil, pero esos lindos recuerdos de cuando me enfrentaba a las páginas en blanco en el diario y las invalorables amistades que hice, siempre las llevaré en mi corazón, como algo divino que la vida me dio. Un abrazo Eduardo y felicitaciones por Diario Uruguay.

Giovanni Bernardes

Noticias relacionadas

En Tacuarembó, tras su muerte, grabamos una íntima conversación con los amigos de Tomás de Mattos

Eduardo Merica

Marta Piñeiro:”La pregunta que hago cuando me posiciono en eso:¿qué sos tú para mí?”

Eduardo Merica

Un príncipe en la Cuaró, por Roberto “Beto” Araújo

Eduardo Merica

Deja un comentario