Al Aire TrotaMerica

Obsesión: Uruguay Entero de Rodolfo Porley

Rodolfo Porley @PeriodistasenRed

60 años de comunicador en Uruguay y el Mundo

Los inicios como comunicador, en su ciudad natal de Durazno, en el centro de Uruguay. Con experiencias en trece países, 35 medios y otras tantas funciones, con una veintena de roles profesionales multi-mediáticos, incluyendo investigación y una creciente interacción con la enseñanza. Signado por un compromiso ético-social voluntario. Abonado desde la mitad de este periplo con la búsqueda, ya sin fin, de un pensamiento crítico-autocrítico creativo, con ayuda del pensamiento de la complejidad moriniano y de la nueva transdisciplinariedad, gestada desde 1994 en dos congresos mundiales. Como conjunción de avances de enfoques sistémicos y holísticos donados por la revolución contemporánea del saber. Todo lo cual en paralelo a la utilización profesional de instrumental emergente de la revolución tecnocientífica, en sentido innovador y no consumista, al servicio de la intercomunicación humana, principalmente en redes de colaboración. Como transistores que permitieron fabricación estándar de primeros grabadoras de mano, télex computarizados y enlaces satelitales pre-Internet en 1983, logro intercontinental de una virtualidad real, y un uso periodístico de la telemática, pionera en cubrir todo un país (1991-1994).

Puede ser útil este repaso si se comparte que la historia de una persona se resume por su experiencia, por lo que ha hecho de su vida, las apuestas que ensayó, equivocó, corrigió y/o reproyectó. En el caso, produciendo y siendo producido en y por un laberinto, en cuyas búsquedas aprendió que no había otras salidas que profundizar el adentro, hallando más niveles de realidad, con un realismo relacional, relativo y múltiple, según pensamiento de complejidad moriniano.

A los 15 años, ya es comunicador social en el gremio liceal. A los 17, es profesional para todos los medios que en 1963 tenían el servicio de la Agencia Nacional de Informaciones (ANI). Cubrió en paralelo, y en lapsos durante los tres primeros años que continuó en Durazno, corresponsalías directas de tres diarios de circulación nacional. Los siguientes siete años ya fueron en la redacción capitalina de solo uno de ellos, diario El Popular, donde tuvo la oportunidad de crear y potenciar en Uruguay la primer crónica jurídico-policial. Con una fructífera red de fuentes en el Foro judicial y académico, sin precedentes, estrategia necesaria en un primer lustro de avance del autoritarismo policíaco militar, con desbordes de poder en reiterado desacato y menoscabo del Poder Judicial y la vigencia de los DD.HH., incluido ataques a la comunicación cual récord mundial.

Anticipación de Internet en cobertura nacional

En los `90, previo a las páginas www que explosionaron Internet desde 1994, usó la telemática en experiencia de cobertura de Uruguay. Pionera en 1992 a nivel planetario en cubrir periodísticamente todo un país, ayudando a instalar entre corresponsales el uso de computadoras enlazadas por teléfono (La República Entera, favorecidos por la red chasque.apc.org del Instituto del Tercer Mundo y los primeros avances en UDELAR, a cuyo CDC empero le costaba un tiempo más valorizar y generalizar el correo electrónico). Rápidamente le cautivó la fertilidad de las emergentes experiencias humanas en redes de colaboración horizontales, desjerarquizadas y descentralizadoras. Tratar de entenderlo y sistematizarlo supuso encarar una aproximación sin fin a la revolución contemporánea del saber. Y con ello reforzar la creatividad desde rupturas de paradigmas del conocer y el hacer en todos los órdenes y a la incierta e inacabada construcción de nuevos paradigmas, con una filosofía que sobre todo es una forma de vida, según pudo concluir recién al perfilar sus 70.

DD.HH. a la Comunicación Hoy

Encaró desde hace más de una década los desafíos conceptuales para lograr se encare una información pertinente. Actualizando como Derecho Humano a la Comunicación y potenciándolo como bien público, el declarado en 1948 de “Informar y Ser Informado” Art.19 de los DD.HH. universales. Desde la ONG apues! Comprendió desde 2007 que es necesario movilizar y converger una masa crítica de opinión internacional que conjugue las inquietudes de la sociedad civil, que sabemos similares en todos países, como lo compartimos reiteradamente en el Foro Social Mundial..

Asumió las consecuencias de la revolución tecnológica desde inicios del Siglo XXI con la convergencia digital y el sistema de redes. En forma ambivalente, se multiplicó el poder manipulador concentrándolo en pocas manos, pero a la vez se abrieron alternativas de participación de receptores-emisores, ya no fatalmente pasivos y aislados sino potenciados por redes sociales y por formatos tecnológicos que se comercializan sin cesar. Receptores que pueden ser críticos-creativos, pero en general están indefensos ante larvadas determinaciones de los viejos paradigmas del pensar y el hacer. Alumbran alternativas de vocación independiente aunque acosadas a su vez por la crudeza de las leyes del libre mercado y por la multiplicación, sofisticación y aceleración del poder de manipulación, privatizado, hiperconcentrado dentro de redes de poder globales, algunas de cuyas otras caras son la expansión del consumismo, la vertiginosa saturación y banalización mediática 24 x 24, determinantes de una nueva fragmentación dispersiva y superficializadora de conocimientos e individualidades.

Uruguay Entero-Sur

Alumbró y/o cogeneró en los últimos 30 años una decena de proyectos y organizaciones culturales civiles, signados por el enfoque integrador, en el tiempo, espacio y la riqueza de localidades y personas, resumidos como URUGUAY ENTERO SUR. En ocasiones constituidas como espacios u ONG con modalidades no formales y extra académicas. Convocando la participación independiente, también de especialistas y/o universitarios, despegados de sillones, chacras y aureolas, en esfuerzos autocríticos creativos por una ciencia con y para la gente, democratizando el conocimiento y transparentando la gestión y aplicación del saber. Una aproximación también es llamada «Ciencia Digna». En actividades regionales e internacionales, postuló una alianza crítica de científicos y movimientos sociales.

En aprendizajes de nuevas miradas y sentires, se sumergió hasta las raíces en las entrañas y diversidades, personales y ambientales, de su país y su contexto regional. Vivenció mejor, desde Centroamérica y Caribe al Extremo Sur. Con creciente interacción educación-comunicación y su imprescindible capacitación permanente. Involucrándonos y cambiando desde lo personal profundo. Compartiendo proyectos de transformación del género humano, con la ética clásica de la “vida buena” y del emergente “buen vivir” indoamericano.

Récord de ataques a la Comunicación

El quinquenio autoritario uruguayo marcó un récord mundial de ataques gubernamentales al DD.HH. de informar y ser informados. Por denunciar lo cual, en boletín del gremio a su cargo, fue detenido en 1974 por la policía política. En 17 años, completados con los de la dictadura, se contabilizaron 174 clausuras parciales o definitivas y otras sanciones a prensa escrita y 13 radioemisoras. Algunas censuras de las que fue testigo directo habían sido previas, el formato más anacrónico, realizadas en las pruebas de galera en plomo. Llegaron a provocar –oficial de policía mediante- frisados de último momento en las matrices ya fundidas en las superficies semiesféricas, que se montaban en los cilindros de las rotativas de la época, por cierto pre jurásica. Quedaron estampados espacios rectangulares blanqueados, visibles luego en algunas de las ediciones, cual pruebas históricas indelebles. Seguidilla de prohibiciones (hasta el uso de 7 palabras) que dificultaban la crónica de su sección, así como la gremial y la política. Desafío cotidiano para la templanza y creatividad en más de un millar de ediciones. Algunas veces con denuncias exclusivas de su autoría, varias de impacto en el país, siempre sin firma, como era de estilo en el diario y en general lo siguió siendo en casi todas las publicaciones impresas a su cargo. Proceso pautado por una decena de clausuras, hasta la definitiva de El Popular, Crónica y otros medios, por la incipiente dictadura en 1973, pasando por un asalto militar a su lugar de trabajo, cuya índole genocida pudo denunciar recién hace nueve años junto a los sucesivos episodios posteriores.(ver al final de este Relatorio).

Fue entonces peligroso y algunas veces trágico ejercer el derecho de informar y ser informados, como lo experimentó junto a muchos otros colegas, algunos de los cuales pagaron con su vida, sino la salud, seguridad o integridad de sus familias. Contabilizamos 31 trabajadores de la prensa muertos o desaparecidos, en las jornadas Apumemorias que co-organicó desde la directiva que volvió a integrar en APU en 2009-2010. Para ellos fueron los principales brindis en la actual sede del gremio al cumplir sus 70 años, en rueda convocada en vísperas del Día del Periodista uruguayo.

Había continuado en 1974-1975 en la directiva de APU, cuya actividad se pretendía amedrentar y prohibir como la de todos los demás sindicatos. Además de dicha detención como responsable del boletín gremial de APU, en 1974 padeció casi enseguida otra, de 79 días incomunicado, en relación a su archivo periodístico personal de una década, en la Jefatura de Policía de Montevideo, con sometimiento a la Justicia Militar (cuyo expediente, junto con un segundo posterior más voluminoso, constituye la primer parte de las pruebas de sus denuncias judiciales en curso, reseñadas Infra). Colaboró por entonces reservadamente, de manera voluntaria y honoraria, con esfuerzos clandestinos para ejercer el derecho universal de informar y ser informados (escueto como urgido boletín informativo Carta del P. Comunista de Uruguay), a la vez que intentaba tareas de sobrevivencia con información de mercados agropecuarios desde una radioemisora (CX 30 La Radio dirigida por Germán Araújo)) y un proyecto de boletín para empresarios (Informe para Ejecutivos).

Recomposición potenciadora en Suecia

A fines de 1975 sobrevino un obligado lapsus de secuestro, torturas, prisiones de tres años y medio, acompañado de disolución familiar. A lo que siguió su destierro como refugiado político en abril de 1979. Gracias a Suecia, durante los siguientes seis años recompuso su vida rehaciendo otra familia, una esposa sueca y segunda hija, a la vez que profundizó y expandió mundialmente su profesión.

Destacó del período sueco: – Alocución testimonial en la primer transmisión nacional estatal de una Misa del Gallo desde la Catedral de Estocolmo en 1979 con repercusión en toda Suecia e internacionalmente, hasta en los registros de la dictadura uruguaya, como copió en sus denuncias judiciales; — – Una revista de solidaridad en sueco, Nyheter frân Uruguay, con información y cultura uruguaya para más de mil bibliotecas públicas, suscriptores y todos los medios. En lo que sobresalió una investigación internacional (“Métodos para embrutecer militares y policías y quebrar prisioneros políticos”) para un número extra en 1982 de dicha revista y entrevistas filmadas en Holanda y Dinamarca para el programa de TV Magazinet, con notoria recepción en el gobierno, parlamento y sociedad sueca ; -Un periódico internacional en español, MAYORIA, con alcance mundial (84 ciudades en 45 países de todos los continentes, incluido con recaudos Uruguay).

Sin la existencia todavía de Internet, de 1982 a 1984 este quincenal “con espíritu de diario”, plasmó una gratificante experiencia. La visualizó y la compartió retrospectivamente en el 2000, como producto-productor del “Paisito Virtual”, en presentaciones en la Pontificia Universidad Católica de Porto Alegre y en UNISINO de Río Grande del Sur. Mereció un capítulo de la investigación doctoral de Historia en la misma PUCRS (Marco Antonio Villalobos y su libro ¡Tiranos Tremei ! así como ensayos complementarios, Cuando É Preciso Ser Jornalista y otros). Fue objeto del trabajo de graduación de corresponsalía internacional de la Universidad Presbiteriana Mackenzie de San Pablo en 2005, con la producción de entrevistas y un video documental Jornalismo em Tempos Sombrios. A experiência do jornal Mayoría durante o régimen militar do Uruguay.

(NOTA especial: Una valiosa relación se mantuvo con Wilson Ferreira Aldunate, líder del Partido Nacional, desde cuyo exilio colaboró varias veces con MAYORÍA, permitiendo contar reservadamente con un corresponsal telefónico calificado (el ex diputado Oscar López Balestra) para cubrir la realidad política desde Montevideo, con los recaudos apropiados para su seguridad. Momento culminante lo registramos en toda la página 12 de Mayoría Nº 30 abril 19 de 1984, p 12:, fechado 12 de abril: “FERREIRA ALDUNATE EN SUECIA – Se entrevistó con Palme y otras autoridades – Dio charla a la Colonia y visitó MAYORIA – Propuso una «sentada» de todo el país, como idea coincidente con el Paro Cívico Nacional – Confirmó retorno a Buenos Aires el lunes 23 .FOTO- Ferreira Aldunate visita la Redacción de MAYORIA, saludando a todo su personal. Compartiendo el mate «mayor» de Redacción – que viene de gente amiga del Departamento de Durazno – departió con el equipo de redactores, diagramadores, montajistas, fotógrafos e impresores. Recibió el saludo de Eduardo Viera, fue entrevistado por Rodolfo Porley)

50 Años por Verdad y Justicia

Reseñó asimismo ocasiones en que fue objeto-tema mediático, en Suecia, Brasil y Uruguay. En un concentrado texto biográfico (Anexo 2) se contextualizan en el desarrollo de su quehacer periodístico los seis episodios en que fue objeto de represión de agentes gubernamentales desde hace 55 años (23 octubre 1965). Denunció las siguientes cinco represiones como “Torturas, Crímenes de Lesa Humanidad”, cuyo castigo es “de carácter necesario, universal e imprescriptible”, ya que fueron cometidos como terrorismo de Estado, tipificación cuya pertinencia fue ratificada en profundidad por el Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 1er.Turno, Sentencia Nº 426 de 52 carillas del 1/12/2014, notificada, del 22 de junio 2015. (fotocopia a pedido). Otro tramo de laberinto que recientemente le permitió mayor comprensión del accionar del primer represor en su ciudad natal, así como de la acción de uno de los últimos en las cámaras de torturas (Troisi-Gutiérrez. véase pags 32 y 33 de este Relatorio).

Al posibilitarse su desexilio definitivo, en 1985 tuve que involucrarse en una – para nada deseable- “rutina”, similar al quinquenio pre-dictatorial. Aportando nuevas investigaciones y denuncias, ahora para otra Justicia, ya que había sido castrada de su vigor pre-dictatorial. 30 años después sigue implicado, aunque más como protagonista codenunciante, como derecho y como aporte a las tareas por Verdad y Justicia, contra la impunidad del terrorismo de Estado que empaña la vida y calidad de la sociedad.

Pero esta herencia maldita para el nuevo proceso democrático no impidió que canalizara una especie de fiebre de país, común a los exilios en la historia, en la búsqueda de sentidos más profundos en la sociedad natal, en la cotidianidad como en la historia, desde los pueblos originarios genocidiados y objeto de permanente culturicidio, hasta las actuales exclusiones.

Serie Laberinto de Salsipuedes; Religación de los sentidos de la Historia-Nuevas narrativas sobre los Charrúas Artiguistas; Jaque al Culturicidio: Poesía en Charrúa; De sangre y engaño a poesía viva; Silencios de Salsipuedes; ADN Charrúa nos hermana; Descubrir Salsipuedes: una nueva sensibilidad uruguaya; Petitorio al Presidente; Cruz del Sur en el cenit de Ushuaia; Rastros Ancestrales; Claves del Memorial en Salsipuedes; Cómo llegamos a Salsipuedes con los Charrúas y Artigas; libro Memorias Únicas desde el Monte Profundo , entre otros trabajos. Con emprendimientos de investigación, filmaciones y presentaciones en Bolivia, Perú, Río Grande del Sur, Entre Ríos, Buenos Aires y varios lugares de Uruguay, además de Estocolmo. Cual laberinto de comprensión y desarrollo personal en rica interrelación.

Participación potenciada

La aplicación 1991 de la transmisión de textos periodísticos por enlace telefónico de computadoras (telemática) dio vigor y multiplicó viejas prácticas humanas de redes de colaboración, que fue reflexionando en experiencias con colegas corresponsales y núcleos vecinales en todo el país y con ellos generando círculos de participación horizontal interactiva. Ocurrió en más de 30 pagos desde esa década de los ´90, con los proyectos: La República Entera; Serie de suplementos regionales Raíces – Paisajes – Proyecciones, Red Uruguay Entero RUE; Copermática; Ámbito Proceso Propuesta Uruguay Entero-Sur (APPUES y apues!).

Con prácticas de búsquedas de estudios, en diálogos circulares profundos, que presuponen nuevas miradas introspectivas de los participantes, en repaso valorativo de sus propias vidas, en ocasiones ensayado por primera vez, logrando niveles de autoconocimiento. Además de investigaciones geobiológicas y astro-arqueológicas de campo, y proyectos de preservación del patrimonio material e inmaterial con dinámicas patrimoniales de desarrollo, con participación de locatarios.

Tales proyectos de comunicación y de organizaciones civiles culturales se nutrieron en el caldo de cultivo de nuevos paradigmas del referido pensamiento complejo y transdisciplinar.

Así, tareas neo-revisionistas de historia y prehistoria; antropología cultural crítica; relevamientos arqueológicos extra académicos, al igual que aportes para una ecología de nuestras mentes.

Libros, fascículos, talleres, ensayos, presentaciones, artículos Internet, libro colectivo, videos documentales.
En Foros Social Uruguay y Mundial III, V y VII por Ciencia y Democracia; seminarios internacionales de Complejidad. Tres lustros de talleres, presentaciones, educación no formal, encuentros nacionales y regionales de ReNEA (Red de Educación Ambiental para el Desarrollo Humano Sustentable) singular logro uruguayo inter-institucional y multisectorial.

Para la no fragmentación sino articulación de saberes, incluidos los tradicionales pertinentes; la fecundación de procesos de identidades no reductoras ni ancladas, sino combinación creativa de individualidades y comunidades con nuevos procesos inclusivos; miradas e interacciones regionalizadas y latinoamericanizadas; co- gestión de un plan marco nacional de educación ambiental para el desarrollo humano sustentable, ético biocéntrico.

Y en todo ello la práctica del rigor, la apertura y la tolerancia, según uno de los 14 artículos de la Carta de la Transdisciplinariedad 1994, que fue, entre otros, inspirador cofundacional de dicha Red y su plan nacional de educación que lanzamos en 2014.


Articulador dignificador

Y en su campo medular, sigue en el desafío de una comunicación pertinente, potenciada como bien público en rango de DD.HH.

Con presentaciones de introducción y capacitación para un periodismo no manipulador (siquiera por determinaciones inconscientes o carencia de adecuado desarrollo profesional); no fragmentador ni banalizador, ni saturador; sino articulador, contextualizador, sistémico, complejo, transdisciplinario.

Capaz de asegurar diversidad, libertad, acceso, participación, siempre con compromiso socio-ético.

Contribuyendo en definitiva a la dignificación del género humano, empezando por casa, nuestro mismo ejercicio profesional.-

PD: Le es imposible no agradecer las decenas de ejemplos e inspiraciones a lo largo de estas seis décadas, en siete evocaciones: Ramón Lallanes, Luis Fernández Baltazar, Rúben Acasuso, Luciano Weinberger, Miguel Cabrera, Marco Antonio Villalobos, Julius Fucik. (Anexo)

 

Noticias relacionadas

El historiador Eduardo Picerno da cuenta de las traiciones de Fructuoso Rivera

Eduardo Merica

Su diario El Pueblo de Salto, recordó que Ramón Mérica amó a su tierra

Eduardo Merica

Ministro de Turismo, Liliam Kechichian: «Lo de la cianobacterias no es un problema sólo nuestro, tiene que ver con el agua del Paraná»

Eduardo Merica

Deja un comentario