Hechalamerica

La otra historia de la otra Plaza Rivera-Livramento, inaugurada bajo el nombre de “Praça Joao Pessoa”

plaza-de-cachorros-Rivera-y-LivramentoRIVERACIDAD por Darío Díaz Ribeiro desde Rivera.Los que tuvimos la suerte de crecer viendo la “Plaza dos cachorros” (plaza de los perros, como se le dice en portuñol), y hoy tenemos la mala fortuna de verla, no podemos dejar de decir que es simplemente: ¡lamentable!
Es una plaza emblemática, de una singular belleza, hoy reducida a un “rancherío” en pleno centro de la ciudad, que aspira algún día ser de turismo -en serio-. Si no somos capaces de cuidar el patrimonio, la historia, que este espacio representa… si no somos capaces de reconocer y valorar la belleza que nos legaron nuestros antecesores, ¿qué clase de historia y de sociedad queremos construir?
Por eso hemos puesto fotos de ayer y de hoy. Nada tengo contra los que allí trabajan, la culpa no es de ellos y si de algún, o de algunos pésimos políticos que perpetraron ese atentado contra la ciudad y su más hermosa historia. Hay que darle trabajo a la gente, pero no a costas que quitarle a la mayoría de los ciudadanos un precioso espacio, que nos pertenece a todos y que sería una maravillosa postal para turistas y visitantes.
Queremos que nos devuelvan lo que nos han “escamoteado alegremente”, y que además genera una violación no sólo a la estética de la ciudad, sino a las normas de tránsito”.

Un poco de Historia
A mediados de la década del 30, se construía en ese lugar, donde se estacionaban los omnibuses urbanos y los que, prestaban servicios a la antigua Estación Ferroviaria de Livramento. La plazoleta se inauguró bajo el nombre de “Praça Joao Pessoa”.
En los años ’70 en plena dictadura brasileña, la plaza pasó a llamarse Gral. Antônio Flores da Cunha, pero para Riverenses y Santanenses siempre ha sido y será la “Plaza dos Cachorros”.
Esta joyita es obra del Ingeniero Tetamanzzi que a su regreso de Buenos Aires, fascinado por la influencia europea, se trajo una pérgola con su rosedal. Esta plaza es considerada la hermana mayor del Parque Internacional, que sólo sería construído en 1943. La plaza a lo igual que el parque está construída a ambos lados de la línea divisoria.
plaza de perros limpiada en Rivera Livramento
Cómo se dieron los hechos
Lo que fue una solución para algunos gobernantes, en su momento, pensando en darle ocupación a algunas familias, fue tomando forma cuando Don Martín Padern pensó en un espacio físico que albergase la producción de nuestros artesanos. Así comienza lo que luego se llamaría Paseo 33 Orientales. La desocupación crecía, fue entonces, en el Gobierno de Tito Riesgo que se construyó el paseo con una importante inversión.
Con el paso de los años, los artesanos se fueron yendo y el tema se fue convirtiendo en un problemón de difícil solución. Personalmente nunca me convenció el lugar elegido, en cambio, si comparto que la gente necesita trabajar y que la Intendencia en este caso puede hacer algo, (y debe hacerlo) nosotros estamos de acuerdo. El trabajo es un derecho humano fundamental para todo individuo. Sin embargo, no debieron perder de vista que se trataba y se trata de un espacio muy importante, con mucha historia. Un lugar clave, que es patrimonio de todos y poseedor de una belleza única. Era una postal de nuestra ciudad y la credencial de nuestra identidad.
Armonizar los espacios públicos, respetando el esparcimiento, preservándolo para el turismo, sin dejar de lado el derecho al trabajo, sin dudas que no es una tarea fácil.
El paseo que se había convertido en cualquier cosa, menos en un paseo, afeando totalmente esa zona de ambos lados de la línea, siendo también mal usado por algunos. Así esta plaza de singular belleza arquitectónica y con mucha simbología masónica, quedó sepultada en medio del caos, el abandono y peor aun; es un espacio de todos pero que había sido tomado por algunos, que por más que necesiten trabajar estaban realmente haciendo cosas lamentables, como incidir pésimamente en el tránsito, apoderándose completamente, primero de las aceras y luego de la calzada, obligando a los peatones a transitar por entre los vehículos, autos estacionados permanentemente por la izquierda, lo que está prohibido. No faltaron allí grescas de todo tipo, con derecho a tiros y puñaladas… Muchas veces el lugar se convirtió en una suerte de territorio sin ley.
plaza antes y despues Rivera Livramento
El nuevo proyecto del Paseo 33, devolverá a la ciudadanía fronteriza y a los turistas, un espacio público que nos habían escamoteado por muchos años. Ese proyecto, ya en andamiento, preservará el trabajo de los ambulantes y devolverá a esa cuadra, la circulación en doble vía, creándose además, un corredor para los omnibuses que abandonarán, su recorrido actual por calle Ceballos.
El Intendente en ejercicio, Ing. Agr. Abilio Briz estaba en el lugar desde tempranas horas, siguiendo atentamente los trabajos y atendiendo los requerimientos de la prensa y de la población, cosa que nos parece muy positiva. Ante la presencia del intendente el día 9 de este mes, comenzaron a demoler y limpiar el paseo, confirmando lo que adelantamos antes que nadie. Es que el paseo ya no era una solución, sino un dolor de cabeza permanente. El lugar se había convertido en un mar de lonas y chapas, donde llegar a los puestos centrales era casi imposible, resintiendo así las ventas de esos locales. La falta de comodidades para compradores y vendedores, el hacinamiento y los malos olores y “algunas cositas más”, fueron generando el rechazo y la estigmatización del lugar y de los que allí trabajaban.
Los ambulantes aceptaron y acataron lo acordado con la Intendencia en un proceso de negociación que dio resultados, así abandonaron sus locales con tranquilidad. Mientras comenzaba la limpieza y demolición del viejo paseo, simultáneamente los vendedores eran relocalizados en el Parque Internacional, por el lapso de tiempo que duren las obras.
Las obras comprenden pavimentación de esa cuadra, así como la construcción de los locales que estarán ubicados en el cantero central del bulevar, en la cuadra delimitada por Avenida Sarandí y calle Agraciada. Si los locales estarán en el cantero central, eso de por si ya nos sugiere que las dimensiones de los mismos serán muy reducidas.
Seguramente a más tardar en los primeros días de marzo, estarán concluídas las obras que le cambiarán la cara a esa cuadra del centro riverense.

Noticias relacionadas

En Tacuarembó, tras su muerte, grabamos una íntima conversación con los amigos de Tomás de Mattos

Eduardo Merica

Marta Piñeiro:”La pregunta que hago cuando me posiciono en eso:¿qué sos tú para mí?”

Eduardo Merica

Cecilia Amaral, los retó: ¿Cuántos rotarios más se animarán a defender el Parque Internacional Rivera-Livramento?

Eduardo Merica

Deja un comentario