Hechalamerica

El fraude charrúa de hoy: "Directamente, afirmamos que casi nada de lo que dicen es cierto"

LOS CHARRÚAS DE PICERNO.
EL FRAUDE.
Somos descendientes de indígenas, principalmente de charrúas y guaraníes. Pero no somos charrúas verdaderos, ellos desaparecieron como población uruguaya en 1834, luego de una campaña de genocidio de 4 años.
No quieran cambiar la historia, no quieran aprovechar el prestigio charrúa para vivir de ello sin trabajar, viajando gratis, y pidiendo tierras que no les corresponden.
La verdad a la larga triunfa, y queda claro que si recién ahora aparecen de nuevo los charrúas, salen de las tumbas o qué? ¿Por qué causa no aparecieron hace un siglo? Es que sus padres, padre y madre, NO ERAN CHARRÚAS. Esa es la verdad, y además a sus padres no les interesaba el tema charrúa. Y nada les pasaron de la cultura charrúa ni de la historia, lo que Ustedes saben es porque lo han leído.
Hice casi 100 entrevistas a descendientes de charrúas, incluso, a Bernardino García, que era el único charrúa reconocido y auténtico, y nada sabía de las tradiciones que están escritas por cronistas de la época acerca de aquellos indios; claro Bernardino era analfabeto, como todo indio, no pudo leer algún libro… No sabía ni lo que era Salsipuedes. Alcanza, con esto verdad?
Todo lo que Ustedes dicen es porque lo han leído o tomado de otros indígenas, como el bastón de la palabra que se lo regalaron los indios de Guatemala a Ana María Barbosa, y ustedes lo hacen pasar como una tradición charrúa. Directamente, afirmamos que casi nada de lo que dicen es cierto.
Comenzando porque no existe en los hechos fácticos hoy una Nación Charrúa y menos un Consejo de algo que no existe. Y tampoco los charrúas se gobernaban mediante Consejos.
Creo que ya han inventado demasiado. Y utilizado a buena gente, que con credulidad les puede haber creído, porque no estudiaron ni tampoco investigaron los hechos verdaderos que están al acceso público en Archivos Nacionales y completan el panorama de los sucesos charrúas verdaderos . Esto está disponible a partir de 1984, de modo que publicaciones anteriores no son fidedignas.

 
(Fuente: documentación tomada del investigador Lic. Eduardo Picerno, que su vez lo ha publicado en el libro “El genocidio de la población charrúa” Editado por Biblioteca Nacional, año 2008).

Noticias relacionadas

Ramón Mérica y el lazo de amistad con la poeta salteña Marosa Di Giorgio

Eduardo Merica

Cuando Ramón Mérica pudo entrevistar a Pablo Neruda, ya enfermo, en su casa de Isla Negra, Chile

Eduardo Merica

Cuando San Cono en Florida recibió a Ramón Mérica

Eduardo Merica

Deja un comentario