Contacto D

El día que la hija de Sebastián Bauzá lo puso sobre aviso:“Papá, ¿vos sos el presidente de ese lugar que es el más corrupto del país?”

PASADO PRENSADO EN EL FUTBOL URUGUAYO.
recuerdos-de-sebastian-bauza
EL DR. BAUZÁ QUEDÓ DESCOLOCADO CON LA PREGUNTA QUE LE HIZO SU HIJA

“Papá, ¿vos sos el presidente de ese lugar que es el más corrupto del país?”

 
Fue hace apenas cinco meses y medio cuando el Dr. Corbo no soportó más las presiones de los clubes y escribió una carta de renuncia. Asumió Washington Rivero en forma provisoria hasta que Peñarol «lo bajó de un hondazo» por entender que su representante en el Ejecutivo se mantuvo neutral en el reclamo que presentó el club para jugar la Liguilla.
PRESIDENTE. Hoy le toca al Dr. Bauzá. Ayer el karma de presidir la AUF lo sufrieron Corbo y Rivero.
Quedó Sebastián Bauzá al frente de un gobierno de sólo tres personas (él junto a Ache y Cabal), y tiró la toalla en la última asamblea, tras el boicot que le hizo Nacional y una discusión que tuvo con la delegación de Atenas que reclamaba un hombre del interior entre los cinco neutrales. «Arréglense ustedes… Búsquense otro presidente… Me fui.», vociferó ofuscado mientras abandonaba abruptamente la asamblea. Tras él corrieron varios dirigentes para calmarlo. Luego, el presidente que 20 minutos antes gritaba su renuncia, avisaba que «me voy a tomar unas horas para meditar si renuncio o sigo».
Gobernar la AUF parece ser un karma. Quienes ocupan el sillón presidencial sufren presiones a diario, deben contemporizar reclamos y «misiles» que llegan desde varios frentes, se someten al escarnio público y pierden prestigio.
Semanas atrás en el programa Código País se dio a conocer un estudio realizado por una ONG en el cual se afirmaba, de acuerdo a una encuesta de hogares, que la AUF es el organismo con mayor corrupción del Uruguay.
Durísimo.
Días más tarde, Sebastián Bauzá reveló que estaba junto a su hija de 16 años mirando ese programa, y la sorprendida joven le dijo: «Papá; ¿vos sos el presidente de ese lugar que es el más corrupto del país?».
No hay dudas: ser presidente de la AUF es un karma. Sin embargo, tal vez por aquello de que «sarna con gusto no pica» será que se resisten a abandonar ese cargo. «Si yo soy Sebastián Bauzá, me voy de la AUF», sentenció Rivero luego del triste episodio que protagonizó el actual presidente en la última asamblea.
Bauzá, que se negaba una y otra vez a asumir la presidencia argumentando falta de tiempo (y ganas), hoy se resiste a bajarse pese a las presiones que le meten los clubes y pese al desprestigio que genera gobernar «el organismo con mayor corrupción del país».
“CORRUPCIÓN NO HAY”
Pero el mismo Rivero que no anduvo con diplomacias para declararnos que él en lugar de Bauzá ya se hubiera ido, no comparte que la Asociación sea el lugar más corrupto del Uruguay: «No estoy de acuerdo con eso porque nadie se pone un peso en el bolsillo; cuando es corrupción es porque pasa algo de eso, pero en la AUF no es así». Pese a ello, el ex presidente comparte que en el escándalo «Pezzota – Rocamora» hubo irregularidades que sirven para alimentar ese concepto que tiene la población sobre la AUF: «Desde el momento que fueron derivados a un Tribunal de Honor y sancionaron a un par de dirigentes, es que algo malo ocurrió», confiesa, y aclara que «si bien yo no lo viví desde adentro porque no estaba, sé cómo fue, pero no voy a enchastrar más de 100 años de historia de la Asociación por un hecho aislado de algún dirigente, porque no fue de toda la AUF».
“HAY DESHONESTOS”
Esas mismas encuestas que arrojan como lamentable resultado que la AUF es considerada como el organismo más corrupto, muestran asimismo a Arturo del Campo como uno de los dirigentes más creíbles. Hasta el propio gobierno frenteamplista llegó a sugerirle a este dirigente de extracción nacionalista (siguiendo los pasos de su padre integra la lista 400 del Partido Nacional) que tomara el timón de la AUF cuando se produjo el alejamiento de Figueredo. El presidente de Danubio opinó que «hay deshonestos como en todos los rubros, pero para mí es la función más noble porque el fútbol hace una obra que no se ve. Los dirigentes tenemos la autoridad moral de pedir, porque el dirigente trabaja honorariamente en el fútbol. El dirigente está muy vilipendiado, muy mal visto. Hay dirigentes que han dado la vida por el amor a la camiseta».
El fútbol desprestigia, pero los dirigentes se resisten a dejar los cargos de la AUF. «Fue Corbo quien nos designó y si renunció, debemos dejar nuestros cargos», manifestó Ache cuando se fue Corbo. Sin embargo, hoy todo Nacional libra una batalla política para mantener a Ache dentro del Ejecutivo.
«Por supuesto que también nos vamos. Somos hombres de Corbo. Tendremos que quedarnos hasta que haya un Ejecutivo nuevo o se llame a elecciones» dijo Bauzá.
Pero tampoco se fue.
DIJO CORBO: “NO ESTOY DISPUESTO A SER COPARTÍCIPE DE ESA NUEVA TURBULENCIA”
Tras casi una década de gobierno de Figueredo, el Dr. José Luis Corbo asumió la presidencia de la AUF hasta que el 12 de marzo de este año presentó la renuncia. «Llegó el día. El que tantas e innumerables veces pospuse. El día en que otros códigos, no sé si mejores o peores, pero sí muy diferentes a los míos, se han definitivamente impuesto para continuar constituyendo el soporte sustantivo y preeminente en el quehacer de la AUF», escribía en su carta de despedida y agregaba: «Como no estoy dispuesto a ser copartícipe de esa nueva turbulencia (…) me anticipo a dejar el lugar».
Días antes de esa decisión, Corbo sufrió la persecución de un vehículo desde las puertas de la Asociación hasta su casa. Fueron insultándolo todo el tiempo y amenazándolo de muerte. Luego se dijo que dichas amenazas llegaron desde la institución de Villa Española, que fuera desafiliada por no cumplir en tiempo y forma con las deudas.
DIJO RIVERO: “CADA DÍA ME FELICITO MÁS DE NO ESTAR”
«Cada día me felicito más de no estar», comentó el ex presidente Washington Rivero al referirse a la nueva crisis que vive la AUF. En su opinión, «el hecho de ser presidente de la AUF, que es uno de los lugares más importantes del Uruguay, ya significa que recibís presiones a diario. Desde el momento en que asumís sabés que tenés presiones, pero como presidente tenés que estar muy fuerte, bien rodeado con compañeros de tu misma línea de trabajo, saber dónde apuntar y adónde ir. Presiones siempre habrá, pero hay que digerirlas».
Rivero dijo que «si tuviera los 17 votos como los tuvo Bauzá y me quieren enmendar la plana, como le hicieron, no duro un minuto, porque sería una falta de respeto hacia mi persona. Nunca en la historia un presidente tuvo unanimidad, y a los 5 minutos de votarlo ya le quieren elegir los neutrales. Si le dan la confianza, déjenlo. Si yo soy Sebastián Bauzá, me voy de la AUF y guárdense las 17 voluntades».
fuente: Ultimas Noticias

Noticias relacionadas

El Medalla De Oro Panamericano Que Fue Fusilado Durante La Dictadura Uruguaya

Eduardo Merica

La OFI y la Liga Salteña de Fútbol, están fichadas por la Justicia Penal, por segunda vez en seis años

Eduardo Merica

La Continuidad Del Fútbol Sanducero Cayó Otra Vez En Un “Fuera De Juego”

Eduardo Merica

Deja un comentario