Hechalamerica

Cómo murió el escritor Tomás de Mattos.”Nunca pensamos que lo íbamos a ver muerto en la calle”

A QUEMARROPA CON LA VIUDA DE TOMÁS DE MATTOS/ENTREVISTA en Tacuarembó/ Eduardo Mérica para DIARIO URUGUAY.01/04/2016.

 

“Lo que yo no sabía era cómo iba a cambiar yo y cómo iba a cambiar él. Porque él, yo no sé para qué hizo la carrera de abogacía. Él decía: que hacía abogacía para no ser el esposo de la doctora”

Si fumara, seguramente sacaría un cigarrillo y lo encendería para complacer a “Tomasito”, que sentado estaría esperando con gusto tal complacencia. Pero, Tomás de Mattos ya no está porque se perdió en el imponente mundo que lo esperaba:”A la nunca muerte, con tu equipaje de palabras, lenguaje vivo, inimitable, ante la puerta de la verdadera misericordia, queriendo a Dios, queriendo la poesía, obediente poderoso del lenguaje, amante del verdadero peligro que significa la vida en su estadio aquí cerca, en este patio, procurando la libertad de todos los hombres, derrochando bondad… por eso habitas ahora la permanencia posible de los verdaderos, los inimitables, los que todos los espacios llenan en un para siempre indiscutible. Hasta pronto y muy buen viaje”, tal la despedida cumbre de un usuario de facebook, que lo pinta de cuerpo entero.

“Somos de la época que hacían mucho dinero los profesionales. Pero ninguno de los dos hicimos dinero con las carreras universitarias”

Aunque han pasado pocos días desde la muerte del autor de la revelación magnífica de¡”Bernabé Bernabé”!, su viuda e hijo aceptaron hablar en su domicilio tacuaremboense con DIARIO URUGUAY.
Porque sabemos que la vida y la personalidad del escritor Tomás de Mattos, no resulta misteriosa, lo que sí queríamos saber cómo murió y en qué circunstancias en plena calle céntrica de su amado Tacuarembó.
A tal punto que recorrimos el camino que hizo por última vez, porque quisimos traspasar “La Puerta de la Misericordia” que él mismo explica:“La figura de Jesús ejerce sobre mí una atracción poderosa porque en la raíz de mi fe hay una gran paradoja. Para poder creer en Él totalmente, para poder decir que es mi paradigma humano, y al mismo tiempo, mi Dios y mi Señor, tenía que estar convencido que realmente Él había sido enteramente hombre y enteramente Dios. Y ese es un problema que me ha perturbado durante toda mi vida”. Esto y mucho más cuenta en Entrevista con DIARIO URUGUAY, América Rodríguez Galván (67), viuda del ya célebre escritor uruguayo.

“Tomás fue muy buen compañero. Nosotros nos conocimos en preparatorios. El me conoció en Tacuarembó, increíble!!!!… En una mesa que había organizado Washington Benavídez, donde yo estudiaba, ya que fue mi profesor de literatura. Y ahí Tomás, fue de periodista…”

 


HICIMOS EL TRAYECTO CON AMÉRICA (LA VIUDA DEL ESCRITOR TOMÁS DE MATTOS) QUE LO LLEVARÍA A LA MUERTE EN PLENO CENTRO DE TACUAREMBÓ:

“Tomás lo único que accedió fue a la jubilación de la Caja de Profesionales. Él trabajó ahí en el frigorífico y no sé por qué no accedió a una jubilación. Él me dijo: que lo hicieron firmar no sé qué cosa y entonces, no se pudo jubilar. Ahora… yo nunca entendí por qué siendo abogado… Cómo él no iba a darse cuenta que iba a necesitar una jubilación”

 

 

“Su carrera fue muy vocacional en la parte de abogacía, pero no ganó dinero. En la parte de escritor logró muchísimo pero, eso, yo no tengo la menor idea de cuánto ganó. Ahora, por ejemplo, él terminó un libro y fue creo la única vez que me dijo que había recibido un adelanto de 30 mil pesos. En este país yo creo que como escritor no se gana nada…”

 

 

 

“Y esa mañana (de su muerte) salió súper contento… Y me tocan timbre y bueno… me dicen: que está caído. Y cuando yo llego fue increíble, porque yo nunca pensé que lo iba a ver muerto en la calle”

“Como esposa y como médico hace muchísimo tiempo, diría: años de años, que esperaba que le iba a pasar esto”

¡Ni Dios permita!

Murió el lunes 21 de marzo de 2016, y a las 18 horas fue el sepelio de Tomás de Mattos en Tacuarembó. Con la presencia de familiares, amigos y las palabras emocionadas de Monseñor Julio Bonino y Ariel Jesús Casco, finalmente así como lo muestra la foto lo despidieron. Fue imposible describir la profunda emoción de todos los presentes, comentó un testigo. Hubo, eso sí, como corolario de la propia vida de Tomás, un cerrado aplauso.

 

EL GRAN AMIGO INSEPARABLE DE TOMAS DE MATTOS, SU PERRO QUE SE LLAMA JETHRO

Ignacio de Mattos nos mostró al amigo inseparable de su padre. Y nos resaltó que: “Se llama Jetro, por Jethro Tull. Es mío. Se crío conmigo”

Ignacio de Mattos (hijo):”En primer lugar, más que nada quiero destacar la figura de mi abuelo. Que siempre se hablaron entre ellos como si fueran amigos, prácticamente…en un plano de horizontalidad”

Pesar por fallecimiento de Tomás de Mattos

La Universidad de la República (Udelar) recibió con tristeza la noticia de la muerte del escritor Tomás de Mattos, fuertemente vinculado a la institución como egresado de la Facultad de Derecho y sobre todo por su cercanía con el Centro Universitario de Tacuarembó (CUT).

Nacido en Montevideo e hijo de tacuaremboenses, Tomás de Mattos falleció el lunes 21 a los 68 años. Fue alumno de Washington Benavides, autor que dio a conocer sus primeros cuentos luego publicados en distintos diarios, periódicos y revistas literarias. Autor de obras reconocidas y premiadas de la literatura uruguaya contemporánea, como ¡Bernabé, Bernabé! y La puerta de la misericordia, fue también director de la Biblioteca Nacional durante el período 2005-2010.

Publicó su primera novela en 1988 (¡Bernabé, Bernabé!) sobre el fundador de San Fructuoso, Bernabé Rivera. En 1997 integró la Academia Nacional de Letras del Uruguay y en 2002 publicó La puerta de la misericordia laureada con el Premio Bartolomé Hidalgo en 2003. Escribió también dos volúmenes sobre José Pedro Varela (El hombre de marzo) y en 2014 editó su última novela, Don Candinho o las doce orejas.

Siempre acompañó de cerca el desarrollo de la Udelar en Tacuarembó. En marzo de 2014, al inaugurarse la Tecnicatura Universitaria en Bienes Culturales, dio una conferencia destacando «la importancia de la enseñanza universitaria en el interior y particularmente en el norte, afirmando que estábamos siendo testigos de una reforma revolucionaria en la educación del país», recordó Daniel Cal, director del CUT. En mayo de ese año participó en la presentación del libro Presencia Universitaria en Tacuarembó, «realizando una rica reseña y recordando a muchas personas que habían sido protagonistas de esa historia». Luego «nos siguió acompañando en la vida cotidiana del quehacer universitario, visitándonos en la sede céntrica del CUT próxima a su propia casa», rememoró.

En abril de 2015, tras sufrir un golpe en el cráneo que le provocó un hematoma interno, Mattos había sido operado en el Centro Regional de Neurocirugía de Tacuarembó.

Fuente: Portal UdelaR.

Noticias relacionadas

Correspondencia que se mantuvo oculta y secreta durante todo el siglo, sobre la masacre de Salsipuedes

Eduardo Merica

De cómo Ramón Mérica perdió los nombres

Eduardo Merica

Nace un pueblo en la Frontera

Eduardo Merica

Deja un comentario